Guía básica sobre piojos

Guía básica sobre los piojos

Hemos
decidido crear esta guía básica sobre todo
lo que tienes que saber sobre los piojos
para poder identificarlos y
prevenirlo

Por Constanza Pino

¿QUÉ SON LOS PIOJOS?

El piojo humano es un parásito ovíparo que se puede encontrar en la
cabeza y en los casos más graves, en las cejas y las pestañas. Los
piojos se desplazan por el cuero cabelludo, depositan sus huevos
muy cerca de éste y se alimentan de la sangre humana. Hasta la
fecha no se conoce ningún estudio ni caso que asegure que los piojos
transmiten algún tipo de enfermedad.
Los piojos miden entre 2 y 3 mm, son de un color marrón oscuro,
tienen 6 patas las cuales no están cualificadas para saltar pero sí
para desplazarse muy rápido, no tienen alas por lo cual no vuelan
y se pueden ver a simple vista. Los huevos de estos parásitos (las
liendres) comúnmente son de un color blanco y están muy adheridos
al pelo; para diferenciarlos de la caspa solo es necesario mover el
pelo, ya que la caspa se suelta fácilmente y las liendres están
fuertemente pegadas y se deben retirar manualmente o con una
lendrera.

CICLO VITAL DE UN PIOJO

El ciclo de vida del piojo se desarrolla exclusivamente en la cabeza
humana debido a que estos parásitos no pueden sobrevivir fuera de
ella por más de 24 horas; los piojos fuera de la cabeza mueren por
falta de alimento y de una temperatura adecuada para poder vivir. El
ciclo dura aproximadamente 35 días.
Cuando un piojo adulto llega a una nueva cabeza comienza a poner
sus huevos, lo que conocemos como liendres, muy pegados al cuero
cabelludo. Un piojo puede depositar hasta 10 huevos en un solo día.
Al día 7 la liendre eclosiona y de ahí sale un piojo pequeño al que
llamamos ninfa.
La ninfa puede ser invisible al ojo humano, es muy complicado verlas
fácilmente ya que su cuerpo es de un color casi transparente. Este
piojo bebé cambia de muda tres veces antes de convertirse en un
piojo adulto y poder volver a dejar huevos en la cabeza.
El piojo adulto al encontrar pareja comienza a reproducirse
rápidamente y la hembra comienza a poner huevos. Sin embargo,
estos parásitos no duran mucho tiempo, solamente viven unos 35
días, pero en ese corto periodo de tiempo pueden infestar de forma
veloz las cabecitas de nuestros pequeños y pequeñas.

¿CÓMO SE CONTAGIAN?

Los piojos son muy rápidos y hábiles para pasar de una cabeza a
otra, por lo que siempre hay que estar alerta. Ellos se propagan por
contacto, es decir, cuando una persona junta mucho su cabeza con
otra que está contagiada es muy probable que ésta también coja
piojos. Además, se pueden contagiar al compartir artículos
personales como ropa, sombreros, cepillos, diademas, etc.

¿CÓMO LOS ELIMINAMOS EN LA LENDRERA?

En La Lendrera nuestros tratamientos son 100% naturales, no
utilizamos productos químicos que puedan provocar algún daño o
alergia a las cabezas.
Lo primero que hacemos es dividir el pelo en 4 o 6 secciones para
comenzar a aspirar todo el cabeza y así poder molestar a los piojos
y las ninfas. Luego, pasamos la lendrera para ir retirando los huevos
que hayan quedado y finalmente revisamos pelo a pelo con la ayuda
de una lupa la cabeza para asegurarnos que hemos quitado todo.
Las recomendaciones que damos para un tratamiento en casa son
muy similares. Lo que se debe hacer es pasar mucha lendrera para
quitar todo y tratar de revisar muy bien el cuero cabelludo pelo a pelo.
Durante los próximos 7 días es necesario seguir pasando lendrera
debido a que las ninfas son muy pequeñas y difíciles de ver, así que
hay que molestarlas todo lo que podamos para que salgan a la
superficie; para esto te puedes ayudar con unas gotitas de árbol de
té.

¿CÓMO PREVENIR CONTAGIOS?

Examinar la cabeza constantemente es indispensable para evitar los
contagios, así como también es muy importante tener una buena lendrera a mano. Si el niño o la niña se rasca mucho la cabeza, es
un signo de alarma y debemos verificar si está contagiado o
contagiada de pediculosis rápidamente para evitar la propagación.
Nunca está demás tener algún champú preventivo para protegernos
de futuros contagios. Recomendamos siempre hacer pruebas de
alergia y leer bien los prospectos para evitar daños en la cabeza, y
siempre es mejor utilizar productos naturales

LUEGO DE UN TRATAMIENTO

Es muy importante lavar la ropa de cama, toallas o cualquier
accesorio que la persona contagiada utilice en la cabeza para
descartar que haya quedado un piojo y que vuelva a contagiarse. Los
piojos mueren a altas y bajas temperaturas, por lo que podemos
hervir o congelar la lendrera, las diademas, las gomas o cualquier
utensilio similar. Si no, también podemos dejar todas estas cosas en
una bolsa cerrada y esperar 24 horas para que los piojos mueran de
forma natural al no tener ni alimento ni una temperatura adecuada
para su supervivencia. Es recomendable aspirar sofás, cojines, silla
del coche, peluches o cualquier superficie en la que podría haber
caído algún piojo.
También es necesario mantener el pelo atado y tratar de no juntar
mucho las cabezas con otras personas debido a que el piojo se
contagia por contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies